fbpx

¿Por qué instalar señalamientos en zonas cercanas a un colegio?

La seguridad de los niños es una de las mayores preocupaciones para todos los padres y madres, sobre todo cuando el niño va o sale del colegio. Uno de los mayores peligros que pude sufrir un niño, es ser atropellado mientras juega por un vehículo que circula con velocidad excesiva. Mantener un nivel alto en seguridad vial en las inmediaciones de los colegios, parques infantiles o centros deportivos debe de ser una obligación para las autoridades

Como podemos mejorar esta seguridad, pues con la implantación de medidas disuasorias y advertencias como señales, la mejor forma de prevenir es con medidas activas como los reductores de velocidad.

Los reductores de velocidad o badenes pueden ser varios tipos, por un lado, tenemos los de construcción que precisan de una obra, estos pueden ser los pasos de peatones más elevados de la calzada y los badenes de concreto o asfalto. El otro modelo que podemos encontrar en el mercado son los de caucho, hule o goma, estos suelen fabricarse en módulos interconectables entre sí, de esta manera se pueden adaptar a cualquier tipo de calzada y facilitan mucho su instalación.

La instalación de topes reductores de hule es muy simple, apenas nos llevará un par de horas y carecen de mantenimiento.

Para instalarlos primero debemos conocer la cantidad que nos hará falta, por este motivo deberemos medir la calzada. Una vez sabemos la cantidad procederemos a marcar los orificios que deberemos hacer con un taladro, estos deben de coincidir con los agujeros de los topes. Ahora solo deberemos colocar el tope e introducir los pernos de sujeción, apretar y listo.

Estos reductores de caucho son resistentes al uso, sobre todo a que le pasen vehículos por encima, pero tarde o temprano alguna de las piezas se puede deteriorar, pero la ventaja es que puede ser sustituida de forma fácil y rápida.

Reductor de velocidad